The world production of olive oil will reach 3,100,000 tons in the 2018/2019 campaign , according to the capacity of the Department of Olive Studies of the Center of Excellence of Olive Oil of GEA (CEAO) and directed by Rafael Cárdenas, responsible of this entity. This figure represents 6% less than in the previous campaign, although Spain will once again have half of world production thanks to a 26 percent increase in production, reaching 1,580,000 tons.

According to this study, the 11.8 million hectares of olive groves spread across the five continents will reach an olive production close to 18.9 million tons in the next campaign. In this sense, it is necessary to highlight the abnormal distribution of production in large producing countries since “ the only one that will increase production in the next campaign will be Spain, which will bring together again after four campaigns more than half of the production world of olive oil, ”says Rafael Cárdenas, director of the CEAO of GEA. However, the eight major olive countries will offer 87.4% of the world’s olive oil production.

Spain will register a large increase of more than 26% compared to the previous campaign, reaching a production of 1,580,000 tons. Greece will once again be the second largest producer with 230,000 tons, although it will reduce production compared to last season by 33%. The surprise comes from Turkey that, with 220,000 tons (16.35% less than last season), will be in third position due to Italy’s production decline (in the 2016/17 campaign it was already second in the producing countries).

For its part, Italy will produce 50% less, reaching 200,000 tons, which relegates the country to fourth place. In fifth position will be Tunisia, with a decrease from last year of more than 40%, standing at 165,000 tons. The sixth producer will be Portugal , which will be located at 115,000 tons, confirming a decrease of 14% compared to last year’s record campaign. The seventh place in the list would correspond to Morocco , which would shuffle the production with respect to last year by 21.4%, remaining in the not insignificant figure of 110,000 tons of olive oil. Finally, Syria maintains the production of the previous campaign with 100,000 tons.

Italy is again in fourth position of producing countries for the second time in its history.

As can be seen in the attached graph, there is a lot of equality in production between Italy, Greece, and Turkey. However, it should be noted that Italy, for the third time in its history, falls to the fourth position of the olive oil producing countries, sharpening the trend in the decline in production that has been taking place during the last decade.

Turkey, despite lowering production with respect to the last campaign, improves the average of the last ten years and consolidates the trend of increased production.

Spain returns to produce more than half of the world’s Olive Oil production.

Spain will increase its production significantly, well above the average of the last five years. This will dampen the decline in production of the Mediterranean countries, and will make world production only drop by 6% in the next campaign. “The hegemony of Spain in the olive oil sector will be sharpened in this next campaign, in which it will further strengthen its world leadership in the olive oil sector,” explains Rafael Cárdenas.


La producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 3.100.000 toneladas en la campaña 2018/2019, según el aforo realizado por el Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA (CEAO) y dirigido por Rafael Cárdenas, responsable de esta entidad. Esta cifra supone un 6% menos que en la anterior campaña, aunque España volverá a tener la mitad de la producción mundial gracias a un aumento del 26 por ciento en la producción, hasta alcanzar las 1.580.000 toneladas.

Según este estudio, las 11,8 millones de hectáreas de olivar repartidas por los cinco continentes alcanzarán una producción de aceituna cercana a los 18,9 millones de toneladas en la próxima campaña. En este sentido, hay que destacar lo anormal de la distribución de producción en los grandes países productores ya que “el único que incrementará la producción en la próxima campaña será España, que volverá a aglutinar después de cuatro campañas más de la mitad de la producción mundial de aceite de oliva”, señala Rafael Cárdenas, director del CEAO de GEA. No obstante, los ocho principales países olivareros ofrecerán el 87,4% de la producción mundial de aceite de oliva.

España registrará un gran aumento de más del 26% con respecto a la anterior campaña, llegando a una producción de 1.580.000 toneladas. Grecia volverá a ser el segundo mayor productor con 230.000 toneladas, aunque reducirá la producción con respecto a la pasada campaña en un 33%. La sorpresa viene de parte de Turquía que, con 220.000 toneladas (16,35% menos que la campaña pasada), se situará en tercera posición debido a bajada de producción de Italia (en la campaña 2016/17 ya estuvo en segundo lugar de los países productores).

Por su parte, Italia producirá un 50% menos, llegando a las 200.000 toneladas, lo que relega al país a la cuarta posición. En quinta posición estará Túnez, con un descenso respecto al año pasado de más del 40%, situándose en 165.000 toneladas. El sexto productor será Portugal, que se situará en 115.000 toneladas, confirmando un descenso del 14% respecto a la campaña récord del año pasado. El séptimo lugar de la lista correspondería a Marruecos, que barajaría la producción con respecto al año pasado en un 21,4% quedándose en la nada despreciable cifra de 110.000 toneladas de aceite de oliva. Por último, Siria mantiene la producción de la campaña anterior con 100.000 toneladas.

Italia vuelve a estar en cuarta posición de los países productores por segunda vez en su historia.

Como se puede observar en la gráfica adjunta, existe mucha igualdad en producción entre Italia, Grecia, y Turquía. No obstante, hay que destacar que Italia, por tercera vez en su historia, baja hasta la cuarta posición de los países productores de aceite de oliva, agudizando la tendencia en el descenso en la producción que se viene produciendo durante la última década.

Turquía, pese a bajar la producción con respecto a la última campaña, mejora la media de los últimos diez años y consolida la tendencia de incremento de producción.

España vuelve a producir más de la mitad de la producción de Aceite de Oliva mundial.

España incrementará su producción de forma notable, muy por encima de la media de los últimos cinco años. Esto amortiguará la bajada de producción de los países del Mediterráneo, y hará que la producción mundial solo descienda un 6% en la próxima campaña. “La hegemonía de España en el sector del aceite de oliva se agudizará en esta próxima campaña, en la que reforzará aún más su liderazgo mundial en el sector oleícola” explica Rafael Cárdenas.

fuente: https://www.asajajaen.com